París se pone de gala para proclamar al campeón

¡Qué jornada de Seis Naciones!

La última jornada del VI Naciones (a expensas del partido aplazado que decidirá el VI Naciones 2021 entre Francia y Escocia) ha sido apasionante. Muchos puntos, partidos de ida y vuelta, tarjetas rojas y amarillas…

Escocia vs Italia: Lo esperable, simplemente lo que tenía que pasar.

Escocia se ha llevado el bonus ofensivo en la primera parte como ya hicieron el resto de equipos en los partidos previos ante el combinado azzurri. Con algún cambio posicional como la aparición de apertura de su capitán, y hasta hoy zaguero, Stuart Hogg. El equipo funcionó muy bien en delantera parando al potente pack de delanteros italiano y sus tres cuartos decidieron. Gran partido de todos ellos en el que metieron ensayos sus alas y sus centros. Les queda el partido aplazado ante Francia que les puede servir como reválida ya que si lo ganan quedarían en segunda posición en el torneo y mostrarían su candidatura para próximos torneos.

Italia se ha llevado el enésimo rapapolvo del torneo. -184 ha sido la diferencia de puntos en sus partidos lo cual son casi 40 por partido. Ningún bonus ni ofensivo ni defensivo. Tal vez sea la peor participación en el torneo en muchos años para los italianos. ¿Qué pueden cambiar? Es difícil decirlo cuando todos los torneos empiezan con una ilusión tremenda para ellos y cada rival los va poniendo en su lugar. Nuevas nacionalizaciones y apariciones buenas como el argentino Brex o el kiwi Ioane pero siguen sin dar con la tecla.

Irlanda vs Inglaterra: Otro partido que la rosa defrauda ante una seria Irlanda.

Irlanda cierra el VI Naciones con buen sabor de boca derrotando a su archienemigo inglés. Pero aun así el trébol tiene que poner en marcha una factible regeneración del equipo. Su ataque ha sido más plano que nunca y su creatividad ofensiva ha quedado marcada por el declive que muestran Sexton y Murray. Siguen siendo una delantera de garantías y un juego sólido basado en sus jugadores de Leinster y Munster. Pero parece que eso no es suficiente para llegar al siguiente nivel y luchar con garantías contra las potencias del hemisferio sur. Su torneo vino marcado por el primer partido contra Gales en el que estuvieron cerca de la victoria. Su otra derrota fue contra Francia por 2 puntos. Si lo ponemos en números han estado muy cerca de la victoria pero las sensaciones no son buenas.

Inglaterra ha tenido un torneo para olvidar con únicamente dos victorias (contando la obligada de Italia). ¿Qué ha fallado? Pues la falta de competitividad de su núcleo duro de los Saracens (ya que no han empezado la competición en la segunda división inglesa) y la falta de ideas ofensivas de Eddie Jones. Siguen siendo el equipo con mayor materia prima de Europa y el vigente campeón de Europa son los Exeter Chiefs. Pero tal vez su entrenador debería dar oportunidades a nuevos jugadores que parecen hambrientos como Sam Simmonds en el 8. El partido contra Irlanda mostró todas sus carencias y únicamente pudieron ensayar cuando el equipo irlandés se quedó con 14 jugadores.

Francia vs Gales: el partido decisivo por el VI Naciones no defraudó.

Una imponente Gales se presentaba en Paris con ganas de refrendar un torneo mayúsculo para conseguir el Grand Slam y su plan estuvo espectacular durante 70 minutos.

Francia se ha mostrado como un equipo irregular y donde su mejor juego sale en partidos locos y descontrolados. Cuando el partido se rompe, pasan los minutos y los espacios aparecen es donde mejor rendimiento sacan al equipo brillante que tienen. Su delantera estuvo acongojada durante la mayor parte del partido al estar dominada por los delanteros del dragón. Pero cuando tuvieron que empujar y dar el do de pecho al ver que se les escapaba el torneo, espabilaron completamente y consiguieron lo que buscaban: bonus ofensivo y llegar con posibilidades al partido final para llevarse el torneo.

Gales demostró que han vuelto a mostrar ese gen competitivo que echábamos de menos. Su defensa ha sido espectacular y pudo aguantar las acometidas de Francia durante 70 minutos, pero al final del partido entre las expulsiones temporales que tuvieron y que el cansancio hizo mella en un equipo con poca rotación les hizo sucumbir ante el gallo. Salen muy reforzados del torneo con un equipo en clara progresión y gente con mucho ensayo en sus piernas. Aun les queda esperar a ver que ocurre en el partido aplazado para ver si se pueden proclamar campeones del torneo.

Queda un partido pendiente entre Francia y Escocia y las cuentas son claras. El gallo necesita ganar con bonus ofensivo y por 21 puntos de diferencia para llevarse el torneo. Si no los campeones serán los galeses.

El viernes a las 21:00 tendremos ese desenlace final de un torneo apasionante a pesar de la falta de público, donde París decidirá el campeón. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: