Análisis de la cuarta jornada del Seis Naciones 2021

Aparte del partido pendiente entre Francia y Escocia (decisivo para el resultado final del torneo dadas las posibilidades que tiene todavía Francia de ser campeona), solo quedaría una jornada para concluir un apasionante a la par que raro, al ser a puerta cerrada, Seis Naciones 2021. En donde los pronósticos iniciales han saltado por los aires especialmente en terreno inglés e irlandés. Aunque ambos históricos rivales podrían salvar su actuación en el torneo con el partido que les enfrentará en la última jornada. Italia tiene la posibilidad de sumar algún punto contra Escocia, siendo el rival contra el que más victorias han podido conseguir históricamente.  Y como colofón final del torneo nos quedaría el Francia Gales donde los galeses podrían refrendar un torneo monumental o conseguir  llegar vivos al partidos aplazado los franceses.

Italia vs Gales

Otra derrota abultadísima para Italia. Casi 50 puntos de nuevo en contra y los equipos rivales consiguiendo el bonus ofensivo en la primera parte. Consiguieron no dejar su marcador a 0 por un ensayo de Monty Ioane el cuál ha parecido el único argumento ofensivo de Italia por momentos. Solo les queda un partido para redimirse en el torneo y veremos si Escocia les da alguna facilidad.

Cumpliendo lo esperado Gales. Victoria con bonus ofensivo y probando a gente nueva en la delantera y en los tres cuartos. Como tienen dos alas muy buenos (Adams y Rees Zammit) pues tienen que hacer hueco a George North que está cumpliendo muy bien de segundo centro, desplazando al 12 a Jonathan Davies que sigue siendo un seguro de vida para el equipo. Delantera consistente y fuerte que incluso dominó a la delantera italiana en la mayor parte del partido con un maul imperial.

Inglaterra vs Francia

Vaya partido con remontada del equipo local en los compases finales del mismo.

Inglaterra ha conseguido salvar un partido que se les había complicado sobre manera, debido a su ineficacia para para el rugby alocado que propone Francia en ocasiones. Lo que hace que un equipo pesado y preparado para un combate más clásico como es el inglés, se vea desarbolado por el ataque total que propone Francia comandada por el jugador más en forma del rugby mundial como es su medio melé Antoine Dupont.

Mal seis naciones del XV de la rosa pero que con su victoria en Le Crunch recuperan sensaciones y que si en la última jornada consiguiesen vencer a Irlanda les daría confianza para compromisos venideros. Han vuelto a la idea de jugar con dos aperturas (Ford al 10 y Farrell al 12) que parecía que querían desterrar y siguen incorporando gente nueva (Malins al zaguero) y deberían seguir metiendo nuevos jugadores puesto que su fondo de armario es impresionante para refrescar a gente cansada después de muchos años jugando muchísimos partidos al máximo nivel (sus jugadores de los Saracens que suponen un tercio de la selección).

Resultado ambiguo para Francia puesto que consiguen depender de si mismos para conseguir el Seis Naciones (aunque para ello deberían conseguir victoria con bonus ofensivo en ambos partidos que les restan y que Gales no sume ningún punto en su duelo directo) pero a la vez han visto como se les escapa un partido que a priori tenían controlado. Esa es la Francia que estamos acostumbrados a ver capaz de lo mejor y de lo peor. En cuanto consigan un poco más de regularidad en los 80 minutos serán prácticamente invencibles (al menos a nivel europeo) puesto que su delantera aguanta ante cualquier rival y la calidad individual de sus tres cuartos no tienen parangón.

Escocia vs Irlanda

Un partido que se podría analizar desde una óptica muy distinta para ambas selecciones.

Escocia es la irregularidad hecha equipo. Momentos de juego vertiginoso y brillante liderados por su apertura Russell y su zaguero Hogg en donde enamoran en su juego combinativo y otros momentos de partido donde se dejan llevar y su defensa queda hecha añicos. Eso les pasó nuevamente este pasado domingo. De verse derrotados a mitad del segundo tiempo a ponerse empate y con sensaciones de poder llevarse el partido, para finalmente caer derrotados ante el trébol por un golpe de castigo en el cierre del partido. Les queda el partido de Italia en donde deberían reforzar su idea de juego y la moral del conjunto de cara a próximos torneos, pero donde tampoco deberían confiarse ya que sus bajones de juego pueden hacerles complicarse el resultado.

Irlanda sigue en su línea de juego ramplón y con pocos visos de evolucionar. Es un equipo seguro que no destaca por cometer errores de bulto pero que en ataque es un equipo plano y sin grandes ideas. A pesar de que la mayor parte del equipo proviene de Leinster (gran dominador del Pro14 y favorito siempre a levantar la Champions Cup) y eso es garantía de éxito, no consiguen en la selección plasmar dichos resultados. Su delantera es potente en los contactos y su tercera línea está presente en todos lados pero la imaginación de Sexton no consigue cuajar en brillantes jugadas de sus tres cuartos. La actuación de su entrenador Farrell está más en entredicho que nunca. Tienen un último partido ante Inglaterra donde podrían sacarse la espina del torneo y una victoria daría moral y confianza al equipo de la isla esmeralda.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: